¿Cómo nació Aprender Jugando?

IMG_2100.1.JPG

No todas las empresas o marcas nacen con un propósito claro. Al menos, eso pasó con Aprender Jugando con Denise. Jamás me imaginé que sería lo que es hoy en día. 

Con Cami en mi panza… yo continuaba dictando clases de estimulación y tutorías divertidas para niños en edad preescolar a domicilio. Mis días como maestra en preescolar habían terminado (al menos así lo creía). Era mi propia jefa y todas las tardes, e incluso algunas mañanas, iba a las casas de mis chiquitos a promover el juego como una estrategia para hacer las tareas de forma diferente y divertida.

Mi embarazo ya se acercaba a su fin. Con mucha nostalgia, debía hacer stop en mis tardes divertidas, para convertirme en mamá. Una tarde, en su última clase, la mamá de uno de mis alumnos me propuso abrir una cuenta en Twitter. Su idea era impulsarme a compartir mis consejos y actividades con las mamás de mis alumnos y con otras mamás. Sonaba extraño... pero nada perdía intentándolo.

No puedo olvidar que además eran tiempos de cambio para las "políticas" educativas de mi país (Venezuela). Nuevas leyes invadían las aulas de clases. Una de las más populares, era el cambio de edad para la entrada de niños a la escuela primaria. Y no sólo eso... sino que el cambio sería inmediato, con muchas incógnitas y grandes vacíos. Como por arte de magia, los peques debían aprender a leer y escribir para ser promovidos, antes de la edad, a un nivel superior de estudio. Se imaginan la angustia de muchos padres.

Pues nació Camille y con ella, nacieron los tweet de Aprender Jugando con Denise. Pronto esos 140 caracteres no fueron suficientes y me arriesgué a entrar en Instagram. Así, día a día posteaba ideas, juegos y consejos para hacer del momento de aprender algo divertido. Para mostrar la importancia y el rol que tiene el juego en la infancia, y cómo podíamos hacer para jugar en casa.

comonacióaprenderjugando2.JPG

Sin darme cuenta, lo que comenzó siendo un pasatiempo, un invento desarticulado pero muy divertido, comenzó a crecer, crecer y crecer. Mi familia también crecía junto a Aprender Jugando. No sólo porque un segundo tesoro llegó a nuestras vidas: Diego, sino porque ahora nuestros días giraban entorno al juego en familia. En nuestra casa se juega, se ríe y se inventa todos los días. Juntos aprendemos de cualquier cosa o situación. Pero lo más importante es que el juego es ahora un miembro más de esta familia. Aquí jugamos todos, desde mis hijos hasta el papá… y sí, los papás también juegan, se divierten y educan. Y ahora Aprender Jugando se había convertido en una marca. Una marca con personalidad, a la que llamamos…

Aprender Jugando con Denise

Una marca que tiene nombre propio ¿y saben por qué? Porque tiene personalidad, tiene una forma muy de ella (muy mía) de hablar con ustedes, tiene una forma muy propia de ver el mundo, sus colores y sus formas. Sin darme cuenta, mi pasatiempo postparto... es ahora mi filosofía de vida. 

como nació aprender jugando3.jpg

Y como "hijo de gato caza ratón..."  les cuento, que ahora son mis hijos los que marcan la pauta de juego en casa. Los que llegan del colegio y preguntan: ¿qué actividad vamos a hacer hoy?. Todo el contenido que comparto con ustedes es el resultado de tardes de diversión y aprendizaje en casa. Todas y cada uno de los juegos que les enseño, los jugamos nosotros. Soy la misma que juega, que toma las fotos, que les escribe, que responde sus inquietudes, que dicta talleres. Somos nosotros. 

Con Cariño...

Denise